03 febrero 2006

 

Este pan nunca caduca

Pero nunca, nunca.

Especialmente indicado para aquellos que viven solos y que dejaron de comprar pan de molde porque nunca podían terminarse la bolsa antes de que se les pusiese mohoso, he aquí un pan de molde que dura y dura. ¿Quizá porque no es pan, sino cartón de embalar con apariencia de rebanada de pan? Ah... ¡y qué importa! Si lo que nos venden como queso de bola está lejos de serlo, los tomates ahora huelen a plátano, y las yemas de los huevos pocas veces se mantienen enteras después de cascarlos...
Nosotros, que somos el azote de los reponedores de supermercado, siempre descolocándolo todo para encontrar al fondo del estante el pan que tenga la fecha de caducidad más tardía, estamos de enhorabuena. Y los reponedores también.

Comments:
El integral del Carreful tampoco caduca. Mi experimento duró casi un mes y estaba como el primer día: ¡asqueroso!
 
Eso es porque no poseeis el maravilloso Pump-n-seal,
¿es que nadie le hizo caso a la Teletienda?
¡Escucha el sonido de lo fresco!
 
Me pregunto qué le pasará a mi cabeza que al leer el título de este post me acuerdo inmediatamente de "There's a light that never goes out".
 
Personalmente si el pan de molde digievoluciona hasta a una colonia microseres verdeazulados y con largos pelos de color gris, me es igual... es el devenir natural del mundo.

Todo está bien siempre que el pan de molde tenga sus clásicos bordes. Si no me gustan ya me los quitaré yo. Viva el conformismo y la continuidad!
 
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?